Los malos duermen bien

Foto tomada de Internet

Foto tomada de Internet

Por: Julio César Gálvez

El general Raúl Castro visitara Chile los próximos días 26 y 27 de este enero para participar en la I Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Europea ( CELAC – UE ). En esta cita se volverá a ver la cara con Cristina Fernández, presidenta de Argentina; Evo Morales, de Bolivia; Ollanta Humala, de Perú, y por supuesto con Nicolás Maduro, el nuevo niño lindo de Fidel Castro, quien funge como presidente de a dedo de Venezuela en estos momentos.

Quizá en la capital chilena vuelvan a reunirse para seguir trazando la estrategia, que les permita, aunque un día el sueño de glorias se les termine, de convertirse en los nuevos amos colonialistas latinoamericanos del siglo XXI.

Todos pasaron por la Habana recientemente para ver y conversar con Hugo Chávez durante su proceso postoperatorio, pero lo cierto es que la prensa solo publicó y reflejó conversaciones y estrechones de manos con Fidel y Raúl Castro. De Chávez ni sombra. Nada de nada. Ni comentarios sobre como lo habían visto, y de fotos a su lado, mucho menos. Como decían las abuelitas en Cuba años atrás: “si te he visto, ni me acuerdo” Por si acaso, “solavaya. Pa llá pa llá ”

No debe faltar el encuentro con Dilma Rouseef, la presidenta de Brasil, quien de seguro indagará como marchan las inversiones del gigante sudamericano en la Isla; tampoco con el mandatario nicaragüense, Daniel Ortega, aunque un poco alejado del clan del momento, a pesar de cuanto alaba a los Castro y a Chávez temiendo perder los subsidios con que lo favorece Venezuela. No sorprenderá a nadie que converse animadamente con Mariano Rajoy, el presidente de España, o con su ministro de Exteriores, Manuel García Margallo. A fin de cuentas hay que ser agradecido con la Madre Patria. ¡ Ah, eso sí, de Carromero no me hables. Ya todo eso pasó y lo principal, en momentos de crisis, son los negocios.

Santos, el de Colombia, reirá en la foto que se tomarán juntos y acordarán que los muchachos de las FARC puedan seguir de vacaciones, aunque sea, un mes más en Cuba. ¡Los pobres, después de tanto tiempo en el monte, bien que se merecen un descanso ¡

Rafael Correa le contará, secreticos al oído, como marcha la campaña electoral para su reelección presidencial y Piñera, quien no está dispuesto a que nada empañe el traspaso de la presidencia Pro Tempore de la CELAC el 28 del presente mes, no le preocupa entregar la máxima dirección de una organización democrática a un acusado de complicidad en un asesinato político. Simplemente, se lava las manos como Poncios Pilatos. ¡Total ¡ Castro como presidente de Cuba goza de inmunidad diplomática.

No dudamos, cosa que está en el cálculo de las probabilidades, que Hollande, el presidente de Francia, y hasta la mismísima canciller alemana, Angela Melker sostengan encuentros bilaterales con el mandatario cubano.
Todo será fiesta, abrazos, felicitaciones, fotos, buenos augurios, mientras piensan en las jugosas inversiones y fabulosos convenios comerciales que establecerán. Todos serán cómplices, nada nuevo bajo el sol, de la represión y las golpizas de la policía política contra todo el que no acate el discurso oficialista; de las violaciones jurídicas del régimen sobre los derechos civiles y constitucionales de los habitantes de la Mayor de las Antillas; del hambre, la miseria, la depauperación física, síquica y moral por la que atraviesa el pueblo cubano. Por los 90 presos políticos que actualmente se encuentran en las cárceles cubanas, especialmente de Sonia Garro Alfonso y su esposo Ramón Muñoz González, detenidos desde el 18 de marzo del 2012 y a quienes mantiene encarcelados sin instruirles de cargo alguno. Del periodista Calixto Ramón Martínez Arias, en prisión desde el 16 de septiembre del pasado año, por develar los casos de cólera existentes en el país y que el régimen se niega a reconocer la cantidad de fallecidos hasta el momento por esta epidemia. El caso del estadounidense Allan Gross, sentenciado a 15 años de prisión, por el supuesto delito de subversión, por el simple hecho de suministrar a la comunidad judía cubana de aparatos de comunicación por Internet.

Se hablará de muchas cosas en los días en que sesione la Cumbre de la CELAC con la Unión Europea, menos de los problemas que en realidad afectan todo el globo terráqueo. América Latina seguirá exportando sus demandadas materias primas. Europa tratará de sacar provecho a sus antiguas colonias para solventar la aguda crisis económica, política, ética y social por la que atraviesa. Los pueblos de estos países lucharán por mejorar su nivel de vida y salir de la misma rutina de siempre, mientras los dirigentes ¡ ah, los dirigentes ¡ en lo de siempre: Lo mío primero.

¡A viajar se ha dicho!

images (1)                                                   Foto tomada de Internet

Por Pablo Pacheco Avila

Raúl  heredó de su hermano Fidel Castro el poder absoluto en Cuba y con el tiempo ha logrado perfeccionar el síndrome del entretenimiento masivo. La última jugada para entretenernos es la nueva “Ley migratoria”.

Reconozco que desde fuera se mira con otra óptica lo que sucede en Cuba; nos damos cuenta que vivíamos en una burbuja de mentiras, estafas y manipulaciones políticas. También creo que la complicidad de los cubanos va de la mano con el miedo y la doble moral. Es por eso que hemos terminado arruinados moralmente, económicamente y perdiendo tantos valores.

La prensa ha jugado un papel fundamental para los intereses de Raúl Castro en esta última maquinación política. Veo con asombro los titulares de las noticias, pero uno provoca más pena que felicidad: “Médicos cubanos podrán viajar”.

¿A dónde podrán viajar los galenos cubanos?

Bueno, en realidad la mayoría de los doctores dentro de Cuba no pueden visitar Varadero, Cayo Coco u otro centro turístico del país, pues el salario promedio no alcanza los 25 dólares al mes, así que imagino tampoco puedan tomar un avión y visitar otras naciones.

Supongamos que algún familiar fuera del patio pueda pagar los gastos a estos profesionales y ayudarlos a salir y venzan los obstáculos del visado. ¿Les dejaría el régimen cubano viajar con sus documentos que les acreditan como profesionales de la salud, certificación de notas, libro de asignatura y el título de médico?.  No lo creo y  La Habana sabe al dedillo que la mayoría de los médicos  quieren viajar al extranjero con el boleto de ida sin pensar en el retorno.

La frustración, la incertidumbre y la desesperanza de cada profesional cubano se nota en el diálogo más privado.

De todas formas, esta Ley Migratoria puede ser la fisura que encuentren muchos cubanos para alcanzar la brecha de la libertad y eso me agrada. Aunque en honor a la verdad no me creo el cuento de: ¡A viajar se ha dicho ¡

¡Allí fumé¡

Foto tomada de Internet

Foto tomada de Internet

Por: Julio César Gálvez.

La batalla por el poder se agudiza en Venezuela en la medida que se acerca la fecha fijada por la Constitución de ese país, para que el relecto Hugo Chávez tome posesión de la presidencia el próximo 10 de enero.

Chávez se encuentra en Cuba desde el pasado 11 de diciembre, en que fue sometido a su cuarta operación de un cáncer pélvico diagnosticado hace 18 meses, donde sufrió complicaciones postoperatorias, primero con una insuficiencia respiratoria, y ahora con una severa infección pulmonar, según versiones oficiales, por lo que su presencia en Caracas para su juramentación está descartada.

Esto ha desatado una lucha frontal entre Nicolás Maduro, vicepresidente de la nación y designado a dedo por Chávez como su sucesor en caso de muerte, el hombre que el régimen cubano respalda plenamente para asumir la presidencia de Venezuela, y Diosdado Cabello, un ex militar, intimo amigo de Chávez, que estuvo a su lado en el fallido intento de golpe de Estado contra Carlos Andrés Pérez y relecto como presidente de la Asamblea Nacional el pasado sábado 5 de enero, pero que nunca ha compartido la mesa de los hermanos Castro en la Habana y menos a recibir órdenes de ellos.

Maduro, imitando a su jefe, ejemplar de bolsillo de la Constitución en sus manos, fue incapaz de responder por qué no se considera una causa de “ falta absoluta ” el hecho de que una junta médica designada por el Tribunal Supremo certifique la incapacidad física o mental permanente de Chávez para asumir el poder, en una entrevista realizada el viernes 4, a través de la cadena estatal Tele Sur por el periodista Ernesto Villegas y actual ministro de Comunicación e Información.

Sólo atinó a repetir, una y otra vez, “La Constitución establece que en todo caso, como formalismo, debe presentar su juramento ante la Asamblea Nacional el 10 de enero, pero ya el 10 de enero comienza el nuevo periodo constitucional y él continúa en sus funciones y se establecerá ( … ) el momento en que pueda prestar juramento ante el Tribunal Supremo de Justicia ”

El Tribunal Supremo de Justicia, en una declaración informal, ha realizado una argumentación un tanto inusual, justificando que el juramento no es necesario porque Chávez es el Presidente de la República, y por lo tanto es una continuidad de sus actos.

Por su parte la oposición señala que “El presidente de nuestro país está en manos del gobierno cubano desde hace más 18 meses. Está prácticamente secuestrado por un gobierno extranjero. Tenemos derecho a ir allá y ver lo que pasa. Ya basta de misterios, Venezuela no es una colonia de Cuba”, manifestó Antonio Ledezma, alcalde de Caracas.

Pero desde la Habana los hilos que tejen la madeja a favor del régimen totalitario cubano están, supuestamente, bien hilvanados, según algunos medios de prensa. La presencia de todo un contingente militar cubano de más de 5 mil efectivos en Venezuela, que puede haber sido incrementado durante el pasado diciembre y el actual mes de enero, en plena disposición combativa ante cualquier emergencia, y más de 50 mil cooperantes – médicos y personal de la salud, maestros de primaria y secundaria, profesores y entrenadores deportivos, asesores agrícolas y forestales, a los que se suman especialistas de inteligencia militar y contrainsurgencia — parece sustentar esta opinión.

Acantonados en Fuerte Tiuna, sede principal de las tropas cubanas en Venezuela, Barquisimeto, Barinas, Elorza, Puerto Cabello, Agua Viva, Pariaguan, Maracay, la base aérea militar ( rampa 2 ) instalada en el aeropuerto internacional de Maracaibo, así como la de la región de Apure, cuenta con cerca de 50 oficiales de alta graduación, todos bajo el mando del General de División Leonardo Andollo, acompañado del General de Brigada Herminio Hernández Rodríguez, como jefe de Estado Mayor, quien radica en el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Más de 100 mil barriles de petróleo diario, el control de las aduanas y de cuanto entra y sale por los puertos y aeropuertos venezolanos, y de una entrega de más de 6 mil millones de dólares anuales, según expertos analistas políticos y economistas latinoamericanos, son las prebendas que el totalitarismo cubano no puede permitirse perder en momentos críticos para su economía y su permanencia en el poder.

Tanto Maduro, que cuenta con el respaldo de los dirigentes procubanos del Partido Socialista Unido de Venezuela, como Cabello, más pragmático y que cuenta con amplio apoyo dentro de las Fuerzas Armadas, han arremetido contra la oposición, dejando en claro que no les permitirán aprovecharse de la enfermedad de Chávez. Este último señaló que el Parlamento seguirá siendo revolucionario y socialista.

Cuando faltan pocos días para la juramentación presidencial en Venezuela se mueven intereses de todo tipo. Ninguno de los beneficiados a cargos de gobierno o partido por Chávez quiere perder sus prebendas. La lucha es intestina y sórdida y ninguno muestra su verdadera cara. Juegan a la doble moral. Esperar a ver como se desenvuelven los acontecimientos es lo que se puede hacer. ¿Pero quién será el elegido? No se vislumbra favorito alguno. Todos tienen una opinión y una preferencia, aunque por temor a represalias no la hagan pública. Quizá sea como en nuestra infancia cuando jugábamos a las candelitas, señalando con el dedo índice: ¡allí fumé ¡

El beso de la muerte

Foto tomada de Internet

Foto tomada de Internet

Por: Julio César Gálvez.

Como todos los años, cada vez que se acercan las festividades de Nochebuena, Navidad y Fin de Año, los militares cubanos están lejos del hogar y de la familia, encerrados en sus cuarteles o corriendo de un lado para otro tras un enemigo ficticio o un desembarco fantasma. Nada nuevo. Desde el mismo primero de enero de 1959 siempre ha existido una justificación para que esto ocurra. Este 2012 no será una excepción, con la característica que la historia del Congo, Etiopía, Angola y otros países más donde las tropas cubanas estuvieron envueltas en guerras frontales o de guerrillas se esté repitiendo en Venezuela este fin de año.

Muchos de los grandes medios informativos del mundo anuncian hoy, que al presidente venezolano Hugo Chávez hubo que realizarle una traqueotomía para mantenerlo con respiración artificial, después de sufrir una infección respiratoria tras su cuarta operación de un cáncer pélvico.

La situación parece bastante seria, cuando el elegido sucesor de Chávez, el vicepresidente Nicolás Maduro ha convocado, desde La Habana, a varios dirigentes chavistas entre ellos a Diosdado Cabellos, presidente de la Asamblea Nacional, quizá con la intención de que certifiquen como testigos el posible fallecimiento o la imposible juramentación de Chávez como presidente para un nuevo período de mandato el próximo mes de enero.

Ante la incertidumbre de que se les pueda escapar el control del gobierno en caso de ocurrir cualquiera de las dos variantes, los miembros de la Inteligencia cubana y los militares cubanos que se encuentran en Venezuela, están en estado de máxima alerta. Hay que sumar los miles de médicos, personal de la salud, maestros, entrenadores deportivos, cercanos a las 50 mil personas, que obligatoriamente están supeditados a las órdenes del General de Brigada cubano Andollo, máximo jefe de todo el personal de la isla en Venezuela.

La posibilidad de un golpe de Estado a favor de Maduro, el “ ahijado ” de Fidel Castro, que posibilite al régimen de la isla el mantenimiento de los amplios suministros de dinero y petróleo, flota en la atmosfera.
Hay que esperar por lo que acontezca, pero por lo pronto, el pasado día 15 Fidel Castro ya se despidió en vida de su discípulo, lo cual dejó plasmado en una nota dirigida a los seguidores de Chávez publicada por la prensa: “ Tengo la seguridad de que ustedes con él, y aún por dolorosa que fuese la ausencia de él, serían capaces de continuar su obra ” Para eso están los militares cubanos en Venezuela.

Más de medio siglo burlando los derechos humanos

Foto tomada de Internet                                                     Foto tomada de Internet

Por: Julio César Gálvez.

La actual crisis económica y social se extiende y agrava entre los sectores más vulnerables de la población: niños, ancianos, discapacitados, mujeres, minorías étnicas. No es un caso aislado. Es una trama bien estructurada hace más de 50 años para el control de todo un país. La falta de valores éticos y morales y la corrupción galopante de la clase gobernante se suma a lo anterior.

A pesar de las ilusorias reformas anunciadas por el general Raúl Castro al asumir el mando de la nación, la realidad es bien distinta.

El desempleo, los recortes en los presupuestos públicos, la ineficiencia del sistema político, económico y productivo, y las reiteradas promesas incumplidas desde hace más de 50 años han llevado al empobrecimiento y la marginación de todo un pueblo, acosado y atemorizado mediante el hostigamiento y la represión constante.

Cuando se cumplen 64 años de la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el régimen totalitario cubano, arremete contra todo el que disienta del discurso oficial, aunque para ello ofenda o denigre verbalmente, incurra en la agresión física y hasta en el asesinato de Estado si es necesario.

Más de 440 detenciones políticas durante el pasado mes de noviembre, lo cual triplicó lo acaecido en el año 2010, es una muestra del aumento de la represión desatada por quienes llevan más de 50 años ostentando el poder en la isla.

Es el acoso perenne contra las Damas de Blanco, quienes fueron golpeadas los días 4 y 11 de noviembre en las provincias de Holguín y Santiago de Cuba, por el delito de asistir a misa y pedir libertad para los presos políticos que aún están tras las rejas.

Calixto Ramón Martínez, periodista independiente, de 42 años, quien se mantiene en huelga de hambre desde el 10 de noviembre en la prisión Combinado del Este de La Habana, acusado de desacato, quien destapara el incontrolable brote de cólera existente en todo el país, es uno de quienes día a día ponen en riesgo su vida para que la realidad de lo que ocurre dentro de Cuba no caiga en el olvido.

El escritor Ángel Santiesteban, premio de novela Casa de las Américas 2009, condenado a 5 años de prisión mediante una falsa acusación, — desestimada por el tribunal que lo juzgó – anunciada con sarcasmo e ironía por antelación por el oficial de la policía política que se hace nombrar Camilo.

Son los 21 integrantes de la Unión Patriótica Cubana, presos en estos momentos por reclamar de forma pacífica libertad y democracia, sin cargos ni justificación alguna. La cuarta parte del total de sus integrantes.

Antonio Rodiles, preso durante 9 días, Ángel Santiesteban, Ángel Moya, Librado Linares y 9 opositores más golpeados y detenidos, entre el 7 y el 9 de noviembre por indagar acerca de la detención arbitraria de una pareja de jóvenes abogados independientes.

La agresión física contra Guillermo Fariñas, Premio Sajarov 2010, y hasta la amenaza contra Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos, a mediados de mes, tras salir de una reunión de opositores, algo que hacía dos años no ocurría.

Fue la salvaje agresión contra la joven Berenice Héctor González, en la provincia de Cienfuegos, por defender el honor de las mujeres de su familia quienes son Damas de Blanco. Incontables navajazos en cara, cuello, antebrazos, muslos y nalgas recibió la quinceañera, mientras su agresora, hija de un coronel del Ministerio del Interior de la provincia, se pasea por las calles de la Perla del Sur sin contratiempo alguno, fueron hechos consumados de violaciones flagrantes de derechos humanos.

El régimen cubano se degrada a si mismo ante el temor a la perdida del poder y el control de las calles, pero el aumento de las protestas públicas y callejeras, las denuncias de la represión y los abusos que comete la policía política y las turbas paramilitares, el llamado a la reflexión y las alternativas empleadas por la disidencia para alcanzar la necesitada libertad y democracia, demuestran que el pueblo cubano ha dicho: Basta ya.

Pretendieron fusilar la libertad

Foto tomada de Internet

Foto tomada de Internet

Por Julio César Gálvez

El eco de los disparos retumba en el silencio de la madrugada. En el cenit asoman los claroscuros que anuncian el amanecer de un nuevo día. España no se conformaba. Trataba de saciar su impotencia como fuera; y un grupo de jóvenes estudiantes de primer año de Medicina lo pagarían con su vida.

Eran tiempos de intolerancias e injusticias donde arrancar una flor, una sonrisa indiscreta o cuchichear al oído de otra persona podría ser interpretado como un desafío mortal.

Nadie los vio profanar la tumba del reaccionario periodista español Gonzalo Castañón. Muchos declararon su inocencia. El capellán del Cementerio de Espada, el celador, el conserje, los profesores Manuel Sánchez de Bustamante y Domingo Fernández Cubas, y hasta el propio hijo de Gonzalo Castañón, quien visitó Cuba en 1886, declaró públicamente que eran inocentes de la acusación.

La realidad fue falseada. Jamás pisotearon las coronas de flores, tiraron basura sobre las tumbas, pintarrajearan las paredes del camposanto o gritaran ¡Abajo España ¡ El grave delito era vivir en una colonia que despertaba de su sojuzgada esclavitud y luchaba por su libertad. La guerra en la manigua cubana estaba en uno de sus mejores momentos y había que dar un escarmiento.

El castigo, como acto de cobardía e impotencia, cayó sobre ocho jóvenes estudiantes de Medicina que fluctuaban entre los 16 y los 21 años, quienes maniatados, fueron fusilados el 27 de noviembre de 1871 contra la pared del barracón del Cuerpo de Ingenieros, en la explanada de La Punta.

La celebración de un juicio amañado, a pesar de la excelente defensa que de ellos hiciera el capitán español Federico Capdevila, uno de los vocales del tribunal actuante, quien poniendo por delante su honra los declaró inocentes, fue anulado. Un segundo tribunal, del cual formaban parte los temidos Voluntarios, cumplió con la parte de la farsa, urdida por Dionisio López Roberts, Gobernador Político de La Habana.
En el colmo de la intolerancia, y mediante la realización de un sorteo, fueron escogidos los ocho estudiantes que fueran fusilados injustamente, de más de cuarenta que se encontraban detenidos por los sucesos del Cementerio de Espada.
Alonso Alvarez de la Campa, Anacleto Bermúdez, Eladio González, Ángel Laborde, José de Marcos Medina, Juan Pascual Rodríguez, Carlos de la Torre… y Carlos Vérdugo Martínez, quien se encontraba en la provincia de Matanzas el día de los supuestos delitos.
En mayo de 1872 el gobierno colonial dejó en libertad al resto de los acusados, sin embargo ante el temor que representaban las turbas de los Voluntarios, y para evitar un enfrentamiento que pudiera desencadenar en el asesinato de estos jóvenes, fueron deportados de por vida a España.
Siempre presentes en la historia de la Patria.

La historia se repite

Foto tomada de Internet

Por Julio César Gálvez

Una vez más la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas condenó el embargo comercial y financiero que Estados Unidos mantiene sobre Cuba desde febrero de 1962, cuando el presidente John F. Kennedy lo aprobara oficialmente. La resolución – la número 21 que se discute y somete a votación en la ONU desde que en 1992 se aprobara la primera con 59 votos a favor, 3 en contra y 71 abstenciones – contó en esta ocasión con el respaldo de 188 países, teniendo en contra los votos de Estados Unidos, Israel y Palau y las abstenciones de Micronesia e Islas Marshall.

El régimen cubano lo cataloga de victoria, pero una victoria pírrica. Lo cierto es que el hecho se ha vuelto monótono y trivial. Una rutina más a cumplimentar por los representantes diplomáticos de la mayoría de las naciones de este mundo, quienes por espacio de 50 años poco o nada les ha preocupado o interesado el tema.

La organización multinacional, al igual que Estados Unidos lo llama embargo. El régimen cubano sube la parada y lo cataloga de bloqueo para remarcar la connotación política “del enemigo de la acera de enfrente”, “del imperialismo feroz y explotador” al que tanto quieren conquistar y atraer en busca de sus tan necesitados dólares. Es la manera de justificar la ineficiencia y los enormes errores políticos, económicos y sociales cometidos por más de medio siglo por el totalitarismo cubano. En realidad es un diferendo entre dos países que no tienen relaciones diplomáticas desde hace 50 años. Nada más.

Lo cierto es que Cuba solo ha estado sometida a un bloqueo, y no total, en dos ocasiones. La primera en 1898, cuando Estados Unidos entró en la guerra de independencia contra España, y cerró al tráfico marítimo el puerto de La Habana, impidiendo el abastecimiento de las tropas españolas en el occidente de la Isla, así como la destrucción de la escuadra que comandaba el almirante español Cervera, quien tozudo y empecinado, pretendió romper la encerrona que las naves estadounidenses tenían sobre la bahía de Santiago de Cuba, donde murieron cientos de marinos y soldados españoles en una batalla inútil y perdida antes del primer disparo.

La segunda ocasión fue la Crisis de Octubre, en 1962, cuando fueron detectados los cohetes soviéticos instalados en la Isla, lo que estuvo a punto de desencadenar una guerra nuclear, y que fuera zanjeada entre el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, y el primer secretario del PCUS, Nikita Jruchov a la vez que ignoraban de sus acuerdos a Fidel Castro. Todavía está en la memoria de muchos cubanos, cuando en las claras mañanas se sentaban en el muro del malecón habanero a contemplar y discutir, como buen cubano, si era el Oxford u otro el nombre del barco que se divisaba en la línea del horizonte azul turquí.

Hay cosas que son incomprensibles en estas votaciones. La inmensa mayoría de estos países que votan a favor de levantar el embargo contra Cuba tienen sus misiones diplomáticas en La habana y sus representantes conocen muy bien la situación por la que atraviesa el pueblo cubano. Conocen a muchos de los disidentes cubanos. Han recibido en sus sedes a Las Damas de Blanco. No son ajenos a las violaciones de los Derechos Humanos, las golpizas públicas contra quienes manifiestan su oposición al régimen cubano, a las serias carencias alimenticias que sufre el pueblo. Ante esa situación: ¿ Por qué no piden al régimen cubano el cumplimiento de la Declaración Universal de Derechos Humanos ? ¿ Por qué no solicitan la celebración de elecciones libres y pluripartidistas con la presencia de observadores internacionales a quienes llevan más de 50 años en el poder ? Silencio y complicidad.

El bloqueo o embargo, como usted le quiera llamar, lo tiene impuesto el sistema totalitario cubano contra su propio pueblo, quien carece de los derechos más elementales como ser humano, y se encuentra entre los países más pobres del continente americano, solo por encima de Haití y Guatemala. Triste consuelo para quienes viven y subsisten casi de caridad, “del lobo, un pelo”
ç
Las autoridades cubanas reclaman que por culpa del bloqueo estadounidense han dejado de percibir Un Billón de dólares en transacciones comerciales, más las contradicciones en sus planteamientos son abismales. La dictadura totalitaria cubana ha podido permitirse el lujo de vivir de los 6 mil millones de dólares que recibía anualmente de la desaparecida Unión Soviética. Si sacamos el monto total de estos subsidios, de seguro supera ampliamente lo entregado por Estados Unidos mediante el Plan Marshall para la reconstrucción de Europa a la terminación de la II Guerra Mundial.

Baste señalar que el pasado 2011 Cuba compró en Estados Unidos, el sexto socio comercial de la isla — solo superado por Venezuela, la Unión Europea, Canadá, Brasil y China — más de 300 millones de dólares en productos alimenticios, lo que lo convierte en uno de los principales suministradores de alimentos a la isla. A esto debemos añadir que el régimen de la isla recibió por concepto de remesas familiares más de 2 mil millones de dólares, según Ronald Godard, representante de Washington en la Asamblea General de la ONU.

Muchas son las expectativas y las habladurías de que el presidente Barack Obama pudiera eliminar el embargo. No será la primera vez ni la última que se comente este irrealizable proyecto, pues de seguro no querrá pasar a la historia como el primer presidente estadounidense que claudicó ante los Castro.