Para hablar de Cuba.

                                                    Foto tomada de Internet

Por: Julio César Gálvez.

Cada hotel tiene una historia particular. Escritores, políticos, deportistas, artistas, gustan de estas instalaciones para sus vacaciones o como simples puntos de encuentro para confraternizar. En el caso del céntrico madrileño hotel Velázquez es una historia a favor de la libertad y la democracia en Cuba.

Los camareros, barmans y empleados de esta emblemática instalación han dado cobijo a comentarios y opiniones de personas desinteresadas que han brindado su apoyo incondicional por el respeto de los derechos humanos en la Mayor de las Antillas.

“ A las cinco en el Velázquez ”, el tercer libro de Mary Paz Martínez Nieto, es un título significativo: es la cita del lugar y la hora convenida para hablar de Cuba, su pueblo, la forma de poder ayudar a quienes se enfrentan al régimen totalitario – que ya perdura por más de 50 años – y de como dar voz a los sin voz que viven en la isla.

Un libro testimonio, “… guardado durante años en una carpeta, como parte de los archivos de Asopazco, con fotos, notas, programas, cartas y multitud de artículos, los que han dado lugar a este libro y al título que lo presenta”.

“ Mientras preparaba este libro me he dado cuenta de que muchos de los que comenzaron esta aventura se han ido para siempre y no son tantos los que llegan para seguir el camino. Me di perfecta cuenta de que las ausencias pesaban tanto que era casi imposible recomponer el grupo que había iniciado la ilusionante tarea de defender los derechos humanos en Cuba. Puse en un papel la lista de aquellos que habíamos iniciado los grupos de trabajo que luego se llamarían Comités Pro Derechos Humanos en Cuba y dejé de anotar nombres porque la tristeza era insoportable…Laura González, Enrique Trueba, Carlos Moro, Moravia Capó, Loyola de Palacio, Inés Segura, María Luisa Abreu, Henry Bandier, Elena Amos, Mario Chanes, Padre Loredo, Jorge Mas Canosa, Raquel Regalado … todos estaban allí, en los escritos, en las publicaciones de prensa, en muchas fotografías, pero solo allí. Testigos de cuanto hicimos y ausentes para siempre de todo cuanto queda por hacer ”, señaló la autora en la presentación del libro.

En el prólogo del libro, Tomás Regalado, alcalde de Miami, destaca: “ …hace 25 años, los cubanos encontramos una española, Mary Paz Martínez Nieto, que asumió el decoro de muchos y se convirtió en voz de la Cuba oprimida. …En este libro, Mary Paz Martínez Nieto nos presenta la historia de Asopazco, la institución que fundó en 1988 y que, de una idea, pasó a ser una pujante Organización No Gubernamental que logró ser escuchada oficialmente en Ginebra, París, Roma, Washington, Londres, Montevideo y tantas otras ciudades que haría interminable la lista. Con su tenacidad, Asopazco forzó a muchas naciones y gobiernos, que preferían guardar silencio, a pedir la libertad para los presos políticos cubanos. Muchos de ellos vieron abrirse las rejas”.

“A las cinco en el Velázquez” es un libro interesante, que se lee de un tirón, pero también es un libro necesario, donde se devela la historia de trabajo de Asopazco por la causa de los derechos humanos en todo el mundo y muy especialmente en Cuba. Pero este libro es mucho más que toda esta ardua labor de Asopazco, del ordenamiento de esta valiosa documentación tan celosamente guardada, del sentido humano de solidaridad de sus integrantes por un mundo de equidad y justicia. Hay que saber leer entre líneas. Para quienes tenemos el privilegio de conocer , aunque desde hace muy poco tiempo, a Mary Paz, así, a secas, la publicación de estos testimonios sacan a flote las interioridades de una persona sensible, amante del prójimo, comprometida hasta los tuétanos en la lucha por la democracia y la libertad y amiga fiel y entrañable de Cuba y su pueblo. Ejemplos diarios sobran para muchos libros más.

Gracias a Mary Paz por permitirnos disfrutar de “ A las cinco en el Velázquez ”, un documento necesario a la hora de recomponer la historia de nuestro país, pero sobre todo GRACIAS, en mayúsculas, por brindar tanto amor.

3 Respuestas a “Para hablar de Cuba.

  1. Si Pablo, demasiada miseria humana. De ahí los resultados.
    Sobre el cardenal, ya sabes, nunca confié en él.

  2. Buenos días a todos,alguien duda del gran cuadre que se esta gestando en Cuba,miren en la isla Saladrigas habla de invertir la diaspora en la economía nacional,los de dentro por razones obvias no lo pueden hacer,Eusebio Leal es el elegido por el régimen y Saladrigas para disfrazar el acercamiento entre ambas orillas, Jaime Ortega ni corto ni perezoso y como siempre hace, arrimándose donde cree que sacara la mejor tajada del pastel,pronto verán noticias del Cardenal por la capital del imperio norteamericano,creo y ojala me equivoque que este imperio que tanto se las da de enemigo de las dictaduras no lo es tanto,de todas formas es mi punto de vista,por cierto en Cuba también los di y todos saben las consecuencias,aun así seguiré diciendo.Que pena tanta miseria humana,que pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s